ANESTESIA

Turquestética quiere para su paciente que no sienta molestia cuando se le aplica la anestesia. Este novedoso sistema se puede comparar con una pequeña pistola de aire comprimido que se apoya sobre la piel y, una vez activada, vaporiza el anestésico a través de la epidermis sin causar acumulación local y sin que el paciente sienta dolor.
VENTAJAS DE LA PREANESTESIA

Al aplicarla la sensación percibida será una ligera presión o pellizcada según la sensibilidad individual.
Cuando se aplica la preanestesia se sentirá una ligera presión más o menos intensa dependiendo de la sensibilidad de cada paciente. Una vez que la zona haya quedado adormecida se aplicará la anestesia local convencional (con jeringa y aguja) y como la zona ya está sedada, los pinchazos se sentirán con menos intensidad y la sensación de dolor será mucho menor, reduce la sensación de punción en un 70%.
El período de dispersión del anestésico es considerablemente más bajo que por infusión de aguja tradicional. Esto permite tiempos de sedación reducidos y una reducción en la cantidad de fármaco necesaria.
Si el paciente padece de belenophobia (miedo a las agujas), el problema desaparece y la anestesia se puede abordar sin ansiedad.
El proceso se lleva a cabo muy rápidamente y con precisión (el anestésico se infunde en aproximadamente 1/3 de segundo).
El sistema está probado y es seguro, de acuerdo con la Directiva UE 2010/32/ UE, transpuesta por el Orden ESS/1451/2013, de 29 de julio.

La cirugía del microinjerto es un procedimiento que requiere del paso del paciente por quirófano, aunque es mínimamente invasiva y de carácter ambulatorio.
El carácter ambulatorio de este tipo de intervenciones nos asegura una rápida recuperación. Es decir, dado que la anestesia en el microinjerto capilar es local, el paciente podrá regresar a su hotel o residencia una vez que se haya dado por finalizado el procedimiento del microinjerto capilar con éxito. Transcurridas unas pocas horas desde que finalice la cirugía la persona intervenida podrá salir por su propio pie.
No por ello los pacientes plantean dudas con respecto al tipo de anestesia, pruebas preoperatorias, pasos que seguir tras un microinjerto capilar y efectos secundarios del trasplante capilar.

Tipo de anestesia

Como ha quedado ya reflejado la anestesia local será la protagonista en este tipo de intervenciones capilares, si bien el especialista puede llegar a considerar oportuno la aplicación adicional de una suave sedación, que consiste en la aplicación de un medicamento que produce sueño ligero y disminuye la ansiedad con el objetivo de que el paciente permanezca completamente relajado, para evitar la aparición de cualquier tipo de molestia.
La intervención por la que se lleva a cabo el injerto capilar puede conllevar, una estancia de 4 a 6 horas, estas serán más llevaderas si el paciente se mantiene en un estado de sueño y olvido del tiempo. El objetivo, en cualquier caso, es facilitar el desarrollo de la intervención, al tiempo que se asegura la confortabilidad del paciente.
En cuanto a la sensación de dolor, estamos ante una cirugía poco invasiva y por lo tanto poco dolorosa. El paciente, por su parte, podría llegar a sentir algo de opresión o tirantez en la zona del cuero cabelludo pero el dolor como mucho se traducirá en leves molestias.

Pruebas preoperatorias

Antes de que el paciente sea sometido a un procedimiento de microinjerto capilar (o una cirugía de cualquier naturaleza), el especialista desarrollará una serie de pruebas preoperatorias para comprobar si la persona se postula como buen candidato, además de estar en aptas condiciones de salud para soportar la aplicación de anestesia en el microinjerto capilar.
Ya centrados en el día en el que se llevará a cabo la cirugía, uno de los primeros pasos será la preparación del paciente por parte del equipo de enfermería. De forma seguida, se le aplicará un tranquilizante de potencia suave con la meta de eliminar cualquier signo de ansiedad o nerviosismo, evitar la aparición de alguna molestia o prevenir algún efecto secundario originado por la aplicación de anestesia local.
El siguiente paso consiste en la aplicación de anestesia local en las zonas tanto donantes como receptoras, es decir, tanto en las áreas en las que se va a quitar el microinjerto como en las que se van a implantar. El objetivo, en cualquier caso, será evitar la sensación de dolor y picor además de prevenir la aparición de edemas en el proceso postoperatorio.
Merece la pena destacar que en el momento en el que el paciente remita cualquier tipo de molestia, el equipo de enfermería valorará la necesidad de aplicar una mayor cantidad de anestesia para paliar este tipo de contratiempos.

Pasos que seguir tras un microinjerto

El proceso postoperatorio o de recuperación del paciente sometido a un microinjerto capilar no remite demasiada dificultad ya que estamos ante una cirugía ejecutada con anestesia local y, por lo tanto, también mínimamente invasiva.
Tan solo serán necesarias un par de horas, como se ha mencionado a lo largo de este artículo, una vez que la cirugía haya concluido con éxito. En concreto, durante este tiempo el paciente permanecerá en reposo para facilitar la eliminación de la anestesia local y la sedación administrada.
Una vez que se ha comprobado este hecho, el paciente podrá volver por su propio pie a su hotel. Se recomienda el seguimiento de una serie de pautas sencillas que no van más allá de favorecer el descanso del paciente además de evitar cualquier tipo de actividad que incida en la inflamación o sangrado de la zona intervenida.

Efectos secundarios del microinjerto

Sin embargo, como en cualquier intervención que requiera del paso por quirófano por mínimamente invasiva que sea, el microinjerto capilar también puede ocasionar efectos secundarios en los pacientes. En cualquier caso, este tipo de inconvenientes se manifiestan en muy pocos casos. Los más habituales son los edemas faciales, inflamaciones leves en el área de la frente o el entrecejo. Este tipo de efectos secundarios se exhiben en tan sólo un 5% de los casos y son el resultado de la aplicación de anestesia en el microinjerto capilar, generalmente debidos a la alergia a la misma.
Frecuentemente, tanto los edemas como las inflamaciones tienden a desaparecer al cabo de unas 72 horas sin la aplicación de ningún tipo de medicamento ni evidenciando secuelas para el paciente. De cualquier forma, con el objetivo de disminuir ambos efectos secundarios se le recomienda al paciente la aplicación de frío local o el masajeo de la zona desde la parte inflamada hacia los lados.
Otro de los efectos secundarios es cierta pérdida de sensibilidad en el área intervenida. Este factor debería desaparecer al cabo de unas tres o cuatro semanas.

LLÁMENOS
WhatsApp chat